LEER Y CREER

La capacidad de conocer se hereda en los genes, pero del conocimiento acumulado aflora consciente una parte pequeña de todo el ingente aprendizaje humano. Solo tenemos un poco de acceso a esa verdad oculta a través del instinto, del sentimiento.

La palabra nos hizo poseedores de la tradición oral para transmitir la experiencia en vida, lo importante, de una generación a otra.

El documento escrito, en piedra, barro, papiro, pergamino o papel, fija la información para que dure más tiempo en un soporte duradero.

Ahora en el formato digital usamos el lenguaje matemático para elaborar libros audiovisuales.

Y todo para que podamos percibir lo que le pasó por la cabeza a un miembro de nuestra misma especie ayer o en tiempos remotos. Pero no por estar escrito es verdad o útil, por eso

leo con el corazón, con la palabra y con el pensamiento.

LO PÚBLICO VERSUS LO PRIVADO

El feminismo es un movimiento político -ámbito público- de antes del 1900. L@s  MeToo se hacen feministas como de repente en un mundo burgués después de más de un siglo de trabajo de heroínas como la pakistaní

 Asma Jahangir.

Hay que reservar lo doméstico y el vestido de odalisca para el ámbito de la vida privada y actuar en lo público con la decisión de lo que se quiere ser.

El feminismo es proactivo, no victimista. Sin concesiones. Sin complejos. Sin vergüenza ni culpa.

Feliz San Valentín.