#LosOtros

Lo terrorífico en las relaciones de género

no es solo el maltrato y el feminicidio, sino la implicación que tiene el propio género femenino con el mantenimiento de esa hostilidad. El hombre sigue siendo el “proveedor” y las mujeres se pliegan al machismo como mal menor para alcanzar un estatus social al lado de un hombre. El mito de la bondad y la solidaridad femenina sigue siendo un handicap para abordar este mal de la violencia de género a mujeres. Más que feminismo hay femimismidad y el horror llega cuando descubrimos que LosOtros somos nosotras.