No tonga ni Tongo

NI TONGA NI TONGO

El interior de la Tierra desarrolla su propio proceso al margen del mundo ficticio cultural en el que vive la especia humana. Pero si desde nuestra perspectiva personificamos las cosas y hay quien considera que nuestro planeta es un ser vivo, la madre Gaia, entonces la estamos obedeciendo mal, muy mal. Eructo o pedo es un aviso de la naturaleza. Los humanos no somos nadie.

ACULTURACIÓN

El refrán que dice que nunca llueve a gusto de todos va a seguir teniendo mucho sentido. Con la tecnología de las nubes, y el tiempo meteorológico en general que se pueda controlar, lloverá a gusto de quien tenga dinero para pedirse si llueve, o si hace sol.

El proceso de aculturación es imparable. La tecnología evoluciona y con ella los valores de cada sociedad que la creó. Lo importante es que no caigan chuzos de punta.

SÉ PIROLO

Volver al principio, cada primero de enero es un comienzo. Y lo primero es ser. En filosofía el Ser es un axioma,  y se caracteriza por ser el principio de acción y persistir en sí mismo. El instinto de supervivencia es fundamental para seguir siendo, nos dice qué nos puede perjudicar para inhibir la acción, recomponerla o salir pitando para evitar el daño. El daño es el pivote alrededor del cual se constituyen los principios de la moral, como investiga “Ética y emoción”  de Mar Cabezas.

Un Pirolo cuando se levanta recorre el mundo adocenado por la horizontalidad de la cultura y lo mira con sus propios ojos. Es salvaje, lúcido, atiende a su racionalidad y sabe dónde está el daño.

.

Tomarse un respiro

EN DISTOPÍA

Año 2020

Solo en lo que llevamos de siglo hay infinidad de narrativas sobre sociedades distópicas. Y a pesar ser espectadores de las películas y las series de televisión y jugadores de los videojuegos donde vivenciar estas realidades virtuales los consumidores parece que no han aprendido nada. Llega la realidad real y no se saben comportar de acuerdo con las condiciones dadas.

En la distopía covid hay que aceptar que solo se tiene una vida para jugar y el logro es no perderla.

Todo lo demás son falsos dilemas, como elegir entre salud o economía. Y mientras se jalea hasta la saciedad que la cultura se pierde sin remedio y que toda la economía se hunde con los bares cerrados y la gente en casa, el silencio se apodera de las calles…

…Y LA TIERRA RESPIRA

y la tierra respira.